miércoles 12 de agosto de 2020 - Edición Nº616

Política | 3 jul 2020

Entrevista

Carlos Fernández: “Falta una estrategia de salida y testeos”

En diálogo con La Quinta Digital, el diputado nacional de la UCR, Carlos Fernández, se refirió a la política sanitaria del gobierno nacional en medio de la pandemia, a la renovación partidaria que se viene en los próximos meses, y criticó algunas de las modificaciones que se encuentra realizando el gobierno que encabeza Alberto Fernández con respecto a la política de defensa nacional.


Consultado por los más de 100 días de aislamiento, el legislador nacional oriundo de Tandil, indicó “estamos pagando las consecuencias de las cosas que no hemos hecho antes”, y especificó, “la cuarentena o la centena a esta altura del partido, no es una solución en sí misma. Es como si fuera una trinchera, cuando salís, la batalla sigue estando ahí porque el virus sigue estando afuera”.

“Falta una estrategia de salida y testeos”, disparó Fernández, y opinó “la única forma de cambiar la cuarentena es poniendo a los que están realmente infectados y soltando al resto. Hoy es completamente al revés, estamos encerrados y el virus afuera”.

“Las consecuencias económicas que esto tiene están generando una gravísima preocupación por lo que sigue y la salida. Estamos con caídas económicas peores que las del año 2002, y con pérdidas de puestos de trabajo de una magnitud tremenda en donde volver a poner en marcha la red de la economía va a ser absolutamente complejo”, declaró a este medio.

El tandilense fue más allá y aseveró, “no hay futuro si no se recupera la actividad privada, con el Estado solo no alcanza”, y reafirmó, “hay que apresurar cuanto antes la puesta en marcha de la actividad privada para posibilitar puestos de trabajo e ingresos genuinos en la gente”.

La Quinta Digital consultó al diputado nacional sobre la polémica generada entre el conurbano y el interior a raíz de la posibilidad del traslado de pacientes. Cabe recordar que uno de los que primero alzaron la voz en contra de las intenciones del gobierno bonaerense fue el intendente de Tandil, Miguel Lunghi. Carlos Fernández respondió, “está claro que el sistema debe funcionar solidariamente, pero con racionalidad, porque no se puede generar presión sobre los lugares que con un enorme esfuerzo municipal han desarrollado sistemas de salud y han hecho las cosas bien para hoy estar en fase 5”.

 “Hay que re discutir cuáles son las reglas del juego”

En otro tramo de la entrevista, Carlos Fernández se refirió al rol de la Unión Cívica Radical dentro de la coalición Juntos por el Cambio, y las próximas elecciones internas que definirán las nuevas autoridades partidarias en la provincia de Buenos Aires.

Cabe recordar que actualmente el radicalismo bonaerense es presidido por el ex vicegobernador Daniel Salvador, y Fernández es el vicepresidente.  La fórmula más firme a suceder ese binomio es el del diputado marplatense Maximiliano Abad y la única intendenta mujer que posee el partido en la provincia, la jefa comunal de General Arenales, Erica Revilla.

Cabe recordar que días atrás, la mayoría de los Intendentes, legisladores, concejales, consejeros escolares y presidentes de comité de distrito del radicalismo bonaerense firmaron una carta y dejaron en claro que van por la continuidad por sobre las intenciones del intendente de San Isidro, Gustavo Posse, y el apoyo de Evolución, línea que patrocina el senador nacional por CABA, Martín Lousteau, que pretenden presentar sus propios postulantes.

Primeramente, Fernández argumentó la actividad que está teniendo el organismo partidario mientras avanza el coronavirus en el país. “Se nos termina el mandato, pareciera que somos marcianos y en el medio de la pandemia se nos ocurre hablar de elecciones, pero tenemos la obligación legal de convocar a elecciones para la renovación de autoridades”, reveló.

Sobre el armado de Juntos por el Cambio tras la derrota de 2019, sostuvo, “ahora estamos en la oposición y obviamente hay que construir esta coalición, nuestra mirada es que sigue siendo absolutamente imprescindible la unidad de la coalición opositora porque la misma da alternancia y genera equilibrio”.

No obstante, indicó que “hay que re discutir cuáles son las reglas del juego” y se explayó,  “los liderazgos no son naturales ni los definen los dirigentes, sino la gente. En su momento habrá que buscar los esquemas democráticos que definan los nuevos liderazgos dentro de la coalición” dijo, dando lugar a la posibilidad de una futura PASO para elegir los candidatos legislativos definitivos para 2021.

“Aspiro a que el radicalismo tenga un papel preponderante, estamos en condiciones de hacerlo, tenemos hombres y mujeres capaces y con experiencia de gestión, hemos realizado una profunda renovación partidaria, con debates internos, de políticas públicas, estamos en condiciones de hacer un aporte sustancial a esa coalición” afirmó.

Sobre la disputa interna que se viene con el sector possista, Fernández expresó, “la gente decidirá quién está en mejores condiciones de conducir el radicalismo”, y ratificó “aquellos que no han pegado saltos de un lado para el otro, y se han mantenido dentro del partido son los que están en mejores condiciones de liderar los procesos partidarios”.

Sobre el diputado y posible nuevo titular del Comité provincial, Maximiliano Abad, el legislador aseguró “es hombre joven, estamos dando una imagen de renovación importante”, y advirtió “no creo que la cara visible del radicalismo de la provincia de Buenos Aires tengan que ser Casella (Juan Manuel) o Storani (Federico) por quienes tengo enorme respeto pero me parece que cumplieron un ciclo”.

“La decisión del gobierno nacional atrasa 40 años”

Fernández, que es titular de la Comisión de Defensa de la Cámara de Diputados de la Nación, también se refirió a la derogación de dos decretos del expresidente Mauricio Macri que ampliaba las facultades de las Fuerzas Armadas, y devolvió las funciones a los que había establecido durante sus mandatos Néstor Kirchner.

Cabe recordar que la reforma de Macri, había abierto la puerta para la incorporación de tareas de seguridad interior.

No obstante, ahora fue derogada a través de un decreto que lleva las firmas de Alberto Fernández, Santiago Cafiero, y el ministro de Defensa Agustín Rossi.

 “Antes había una diferencia tajante entre defensa y seguridad interior, que tenía que ver con ese contexto donde las fuerzas armadas se involucraban en la resolución del conflicto interno”, afirmó y aclaró que ahora “pasaron 40 años, por lo tanto hay que mirar el mundo actual”.

“Hay que tener una mirada abarcativa de la actual, donde nos estamos autolimitando en la posibilidad de la defensa y no tenemos en cuenta los cambios. Por ejemplo, la ciberdefensa y ciberataque son nuevos” y puso como ejemplo la situación de Australia que en este momento atacaron todo su sistema de internet.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS