lunes 26 de octubre de 2020 - Edición Nº691

Legislatura | 28 sep 2020

Salud

El Defensor del Pueblo Adjunto respaldó al proyecto de ley que promueve el uso de cannabis medicinal

El Defensor del Pueblo Adjunto, Marcelo Honores, respaldó el proyecto de ley que tiene estado parlamentario en la Cámara de Diputados de la provincia y que promueve el uso de cannabis medicinal.


El proyecto de ley que promueve el autocultivo, incorpora al sistema de salud pública de la Provincia el uso de medicamentos a base de cannabis medicinal y reconoce la cobertura integral de todos los pacientes que necesiten estos tratamientos, significa “un avance sustancial en el marco regulatorio bonaerense, en las etapas de investigación, desarrollo y producción”, pero lo más importante es que “se convierte en una luz de esperanza para pacientes que con las terapias convencionales no encontraron cura a sus dolencias”, sostuvo el Defensor del Pueblo Adjunto en Derechos Humanos y Salud, Marcelo Honores.

De ese modo, Honores salió a respaldar la iniciativa que presentó en la Legislatura el diputado provincial, Emiliano Balbín, que tomó estado parlamentario el 23 de julio de este año y busca modificar la Ley 14.924, de adhesión a la Ley nacional 27.350.

El pronunciamiento de Honores destacó la importancia de “regular” el uso medicinal del cannabis y la importancia de “incoporarlo” al Programa Médico Obligatorio (PMO) vigente, estableciendo una “cobertura integral, por parte de las obras sociales, de todos los pacientes que necesiten estos tratamientos”.

La iniciativa de Balbín establece que “el IOMA deberá incorporar como prestación obligatoria y brindar a sus afiliados o beneficiarios, la cobertura de medicamentos a base de cannabis medicinal y todas sus formas farmacéuticas”.

Honores reflexionó que “no puede ser que enfermos con dolencias que fueron refractarias a terapias convencionales, estén vedados a acceder de manera legal a tratamientos con cannabis que encontraron beneficiosos”.

Asimismo, recordó que la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que el cannabidiol (CBD), “no es una sustancia peligrosa” que, por el contrario, “cuenta con un alto potencial terapéutico”, y recomendó a los países miembros de las Naciones Unidas eliminar al cannabis de los listados de drogas peligrosas.

“A pesar de que la Justicia ya se pronunció a favor del cannabis con fines medicinales, la ilegalidad en la que se encuentran quienes recurren a ella los coloca en una situación de desamparo, mientras el Estado en lugar de garantizar el acceso al medicamento, tipifica penalmente la conducta de los pacientes y sus familiares”, destacó Honores haciéndose eco de los fundamentos del proyecto de Ley que Balbín, junto al bloque de Juntos por el Cambio, promueve en la Cámara Baja.

“La idea del diputado Balbín, que comparto plenamente, es que puedan tener cultivos todas las personas que cuenten con receta médica para utilizar cannabis medicinal con fines terapéuticos”, concluyó Honores.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS