viernes 30 de julio de 2021 - Edición Nº968

Municipios | 4 jun 2021

TANDIL

Tandil:Se firmó un convenio para capacitar a los municipales en la Ley Micaela

La Universidad capacitará a todos los trabajadores municipales e integrantes del Ejecutivo y Legislativo. Destacaron la importancia de este avance en una fecha tan trascendental en la lucha contra la violencia de género.


En el marco de una fecha emblemática en la lucha contra la violencia de género al conmemorarse un nuevo Ni una Menos, se firmó un convenio por el cual la Universidad capacitará en Ley Micaela a todos los trabajadores municipales, como así también al Ejecutivo y el Legislativo comunal.

Cabe recordar que el 3 de junio es un hito en la lucha contra la violencia de género porque en esa fecha en el año 2015 una multitud salió a las calles bajo el grito de Ni una Menos, conmovidos por el femicidio de Chiara Páez, una adolescente de 14 años que se encontraba embarazada al momento de ser asesinada. En Tandil, se trató de una movilización emblemática, convocando a unas 10 mil personas, algo que no tiene precedentes en los últimos años.

Al conmemorarse la fecha, ayer en horas de la mañana se llevó adelante la firma del convenio por parte del rector de la Universidad Marcelo Abba y del intendente Miguel Lunghi. En tanto, por la tarde, rubricaron el convenio la directora de Políticas de Género y Diversidad Sexual Matilde Vide y la directora del programa de Género de la Universidad Gisela Giamberardino, con la presencia también el jefe de Gabinete Oscar Teruggi.

Ese segundo encuentro a su vez fue compartido virtualmente por los miembros del consejo asesor en Ley Micaela y que está conformado por concejales de la Comisión de Educación (en este caso participaron Daiana Esnaola, Luciano Grasso y Guadalupe Garriz), la Mesa Intersectorial contra la Violencia (participó Yanina Venier), el Sindicato de Trabajadores Municipales (que no participaron del encuentro) Matilde Vide y Gisela Giamberardino.

Matilde Vide explicó que “la planta municipal tiene un nivel de heterogeneidad  que se requiere de mucha sensibilidad y capacidad docente para poder generar debates que apunten a cambiar prácticas cotidianas, y ni hablar de poder empezar con los funcionarios porque todos coincidimos con esa visión de que de ahí parte la política pública y la necesidad de que todos se encuentren capacitados”.

Resaltó el aporte y trabajo de Gisela Giamberardino, de Yanina Venier y de todos los integrantes de consejo asesor, como así también de Oscar Teruggi por tener “la voluntad política de poner un poco de presupuesto en esta política”.

Enfatizó que todo el consejo trabajó mucho “en el diseño marco general pero Yanina se puso un poco al hombro esa tarea de pensar los contenidos mínimos que debe tener el programa”.

Por su lado, Guadalupe Garriz, afirmó que “eso que inicialmente estaba pensado hizo un recorrido que entiendo va a dar sus frutos positivos”.

“Entiendo que es buen comienzo este convenio y que se articule con la Universidad es una apuesta grande, siempre tenemos como norte lo que está establecido en la ordenanza y en las leyes superiores”, indicó.

En tanto, Yanina Venier subrayó que “mi intervención fue intentando ser fiel a este otro espacio de trabajo intersectorial que es la Mesa, intentar expresar la diversidad propia de la misma”.

“La participación del sindicato fue muy importante, muy interesante, desde el lugar de trabajadores y  pensar en las condiciones laborales, en el vínculo de trabajo, el mundo laboral que no sólo tiene que ver con el trabajo en sí, sino con todo lo que lo rodea, muchas cuestiones importantes que los que estamos por fuera no lo vemos del todo. Así que esta conformación diversa del consejo asesor nos ayudó mucho a ese diseño curricular que llegamos a construir”, señaló.

A su turno, Daiana Esnaola expresó que “es emotivo que sea en el marco de un 3 de junio de un Ni Una Menos, que es un hecho que irrumpió en nuestra historia. Desde 2015 hasta ahora han pasado muchísimas cosas”.

“Es un avance muy importante y celebro que se pueda realizar, también poder enmarcarlo en el movimiento feminista que vino a irrumpir y que a pesar de que todo se sigue organizando y sigue reclamando lo que es necesario en el marco de la Ley Micaela, y en nombre de Micaela García que era militante del Movimiento Evita y toda la lucha que dio su familia para que podamos estar hoy firmando este convenio para que se pueda avanzar en la implementación de esta ley es movilizante”, resaltó.

Y consideró que “esto tiene que exceder cualquier cuestión partidaria porque tiene que ver con la construcción de esta sociedad que queremos libre de violencias, y uno de los proyectos que planteamos es que la implementación también se diera en el deliberativo, porque es muy necesario legislar con perspectiva de género y trabajar también los micromachismos que abundan en todos nuestros espacios de trabajo, y que claramente en el Concejo Deliberante también existen, no por acusar a nadie pero es por las dinámicas que tiene cada espacio en una cultura patriarcal como la que vivimos”.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS