domingo 03 de julio de 2022 - Edición Nº1306

Municipios | 22 jun 2022

¿quiénes fueron los compradores?

Lobería: la oposición acusa de “especulación financiera” al municipio por rematar terrenos fiscales

Días atrás, el municipio que encabeza Juan José Fioramonti decidió rematar tres lotes en un sector conocido como ex galpón La Palma, por una suma total de 16.580.000. La venta de terrenos públicos fue duramente criticada por la oposición.


En este sentido, el Ejecutivo local decidió, en vez de destinar los terrenos a cubrir la demanda habitacional que existe en el partido, rematarlo a particulares.

Concretamente hubo tres compradores: según la información brindada por el mismo Municipio, la parcela 5a fue adquirida por María Eugenia Hardoy quien tendría algún tipo de parentesco con el actual presidente del concejo deliberante local, Mario Hardoy.

Asimismo, la parcela 5b la adquirió Mario Mustafá, quien figuraría en su situación fiscal como "servicios inmobiliarios realizados por cuenta propia, con bienes rurales propios o arrendados".

Por último, la parcela 5c, en la esquina, fue comprada por Luciano Sánchez García que según figura en la AFIP, se dedicaría a “servicios financieros excepto los de la banca central y las entidades financieras intermediación financiera y servicios de seguros”.

En los tres casos, sus actividades declaradas ante el fisco denotan que tienen relación con las inversiones o servicios inmobiliarios.

Según se consignó desde la Comuna, el martillero que realizó el remate y habría cobrado por sus servicios es Rolando Raúl Rodríguez, actual presidente del Colegio de Martilleros. Pero un dato no menor es que sería el padre de la concejal del oficialismo, Estefanía Rodríguez Arruabarrena, de profesión también martillera e integrante del Estudio “Rodríguez Arrabarrena Propiedades”.

El Partido Justicialista Lobería, presidido por Juan Pablo Cappelli, advirtió esta situación y manifestó su “enérgica oposición al remate de tierras públicas que la actual gestión municipal propone llevar adelante el próximo sábado, entregando al mejor postor los terrenos del ex galpón La Palma, ubicados en los barrios Obrero y Arquitectura”.

“Sabemos diferenciar la demanda social del mercado inmobiliario. La necesidad de viviendas es evidente, tan evidente como la dificultad para comprar o construir. El sueño de la casa propia nos atraviesa a todos y todas, es un derecho constitucional que lamentablemente se encuentra vulnerado y esta repudiable acción de libre mercado claramente favorece a quien tiene más dinero y aleja al resto de una chance justa”, agregaron en el escrito.

Y sostuvieron que “es el rol de la política poder garantizar la vivienda, por eso impulsamos el ProCreAr, con inscripciones y sorteos que le dieron oportunidades a cientos de miles de argentinos. En nuestra gestión urbanizamos y generamos 56 lotes que pusimos a disposición de este programa y que se convirtieron en uno de los barrios más nuevos y más hermosos de nuestra ciudad”.

La demanda habitacional en Lobería sería de 600 viviendas. Pero las prioridades del Municipio parecerían ser otras.

OPINÁ, DEJÁ TU COMENTARIO:
MÁS NOTICIAS